sábado, 26 de febrero de 2011

MASA CRÍTICA DE FEBRERO DE 2011


Esta masa crítica nos dejó a todos un estupendo sabor de boca, fue un rotundo éxito de participación y terminamos todos exultantes. Acudimos 20 ciclistas más que en la de enero, cerca de 50. Éramos una auténtica masa, había ciclistas y bicis de todas las modalidades, tipos y tamaños.

En consonancia con la magnífica concurrencia, se decidió por votación marchar hacia el norte y llegar al Parque Santa Catalina. Hubo otra interesante propuesta de ir por Vegueta hasta La Vega de San José. Este recorrido nos haría ver las carencias que tiene esa zona de la ciudad para la circulación en bici, pero tendremos que verlo en una próxima vez, porque las fechas carnavaleras tiraban para El Puerto.

Formábamos una larga fila. Atravesando las calles de un solo carril del barrio de Arenales íbamos disfrutando de la conversación con los asiduos o conociendo gente nueva. Algún coche despistado se metió en medio del pelotón, pero ese ímpetu no lo llevó a ninguna parte porque quedó embutido en medio de tanto ciclista. Los peatones nos miraban con entusiasmo y aprovechamos para corear las consignas típicas: ¡no contamina, ni gasta gasolina!, ¡las palmas en bici no es tan difícil!, ¡no nos mires, únete!

Cuando hubo que pasar por calles de varios carriles como Luis Doreste Silva o León y Castillo los ciclistas menos avezados comprobaron que el pelotón nos hace más visibles y los coches se apartan. Las masas críticas sirven para que muchos ciclistas se familiaricen con el tránsito por la calzada.

En algunos semáforos nos dividimos y hubo que esperar por el grupo de cola. En esta ciudad es difícil hacer cumplir la norma de tráfico de que las bicis tienen prioridad cuando circulando en grupo, el primero de los ciclistas ya haya iniciado el cruce o ha entrado en una rotonda pues los coches son como fieras esperando a salir de sus jaulas en cada cruce, ¿a dónde irán con tantas prisas?

Lo pasamos realmente bien. Fue una bocanada de ilusión y energía para todos porque sentimos que hacíamos lo que debíamos: luchar por una entorno más amable y sostenible: defender la calidad de vida. Muchas gracias a los que están ahí cada vez y a los que han venido por primera. Gracias por poner su grano de arena por la mejora de esta ciudad, ¡pronto tendremos una gran duna!

Esperamos verlos a todos en el 25 de marzo.

No hay comentarios: