jueves, 4 de agosto de 2016

El único que ataca la libertad de moverse en la capital es el lobby del coche.

Una Respuesta a Fredica referente a la peatonalización de San Bernardo.

(Artículo del 11.05.2016 en La Provincia)


Una vez más Fredica ha adivinado el futuro de la capital, interpretando la peatonalización de San Bernardo como causa de un ‘caos circulatorio’. Interesante en este artículo son las palabras elegidas como “cierre” de la calle sinónimo a “bloqueo”, “obstrucción” o “taponamiento”. El negativo juego de palabras se vuelve más explícito cuando el presidente de Fredica opina que la peatonalización es una “política contra los ciudadanos que utilizan el vehículo privado en nuestra ciudad, a los que cada día se coarta más su movilidad”. ¡Qué vendedor de coche más protector de la ciudadanía!.

Pero ¿está Fredica realmente defendiendo a los ciudadanos o está simplemente defendiendo su propio interés? Mantener el acceso fácil para el coche significa mantener la posición dominante del vehículo privado que integra casi todos los recursos destinados a infraestructura de circulación. Esa posición hace imposible un establecimiento de otros modos de desplazamiento. O ¿cómo nos explicamos que el transporte público sea muchísimo más débil de lo que debería ser? Según Fredica, “temas claves como la movilidad no pueden quedar en manos de funcionarios: muchas de las veces ajenos a la realidad social y económica… de otra manera no se entiende la exclusión permanente contra un medio de transporte que representa el 70% de la movilidad de los ciudadanos”. Lo que ignora Fredica, es si este 70% que usa el coche lo hace por propia voluntad o porque se ve obligado por falta de alternativas óptimas. ¿Qué libertad de opción para moverse hay en la capital? ¿Cómo se explica que se hayan ubicado equipamientos tan importantes en Las Palmas de Gran Canaria como el Hospital Negrín sin contar con adecuados accesos peatonales y ciclistas? ¿Cómo puede ser que la única forma de acceder cómodamente a sitios públicos sea el coche? ¿Y qué hacen las personas que no tienen coche?.

¿No sería más inteligente convertir la ciudad en un espacio en que el peatón tenga prioridad más que llenar la ciudad con más carreteras y menos accesibilidad? Medida que por cierto ha demostrado sobradamente que lo que genera es más congestión, haciendo cada vez más ineficiente moverse en coche. Las piernas están en la tierra antes que el coche y el urbanismo debería dar prioridad a lo necesario, no al privilegio. Lo que olvida Fredica es que la movilidad sostenible por sí misma significa “reducir e incluso sustituir desplazamientos en modos no sostenibles” como bien lo podemos leer en los objetivos del documento LPA Movilidad en Transformación (2014, p. 9) –el coche, por si a Fredica se lo ha olvidado, es el modo de transporte más insostenible que hay. Pero ya hemos escuchado el año pasado que los vendedores de coche insisten en su cuento de que el futuro de la capital es el vehículo de combustión. Puede que en el colectivo de Fredica reine la pura ignorancia de los hechos reales, ya que la ONU ha determinado que la mayor causa del calentamiento global son las emisiones de dióxido de carbono del transporte (COP21, 2015). Todos los países han tenido que firmar un pacto contra el calentamiento global, con lo cual el fin del coche, aunque Fredica no quiere, tiene que llegar. Y eso interesa a la ciudadanía de Las Palmas de Gran Canaria porque los primeros afectados por el calentamiento global son las islas. Entonces, si Fredica defiende al coche como futuro de la capital, está traicionando a la ciudadanía ya que el transporte en coche supondrá el fin de la ciudad. Fredica solo defiende su propia agenda en el presente: llenar su propio bolsillo todo lo que pueda.

En conclusión, será discutible si la movilidad debe de estar en manos de funcionarios o no, pero bajo ningún concepto debe de estar en manos de ignorantes que al parecer no están al tanto de los hechos ecológicos, y por lo tanto, tampoco de la sostenibilidad. Los únicos que están alejados de la realidad son los miembros de Fredica intentando mantener un futuro para el coche ignorando por completo el cambio de filosofía al nivel internacional e ignorando la amenaza global que hay que hacer frente y que, con mayor urgencia en Canarias, no podemos ignorar. Desde el colectivo Las Palmas en Bici, se aplaude la consistencia del Ayuntamiento en seguir una política sostenible, que para nada es un ataque, sino un alivio para la ciudadanía y esperamos que dicha política avance cualitativa y cuantitativamente, por lo que ponemos en cuestión los aparcamientos que se quieren construir en Triana y Vegueta. Queremos hacer hincapié en que al aumentar las peatonalizaciones, es importantísimo fortalecer el transporte público como alternativa eficiente. Ya que en nuestra ciudad sólo existen las guaguas como modo de transporte, el aumento y mejora de la flota, destinos, rutas, mejora de la accesibilidad en las guaguas y, –también muy importante- la posibilidad de llevar bicicletas es imprescindible. Animamos al Ayuntamiento a pensar de forma integral para seguir convirtiendo la ciudad en un espacio con menos ruido y  menos humo.

Referencias:

No hay comentarios: